Estoy feliz, me siento bien y me veo guapa

Novia con psoriasis en momento de celebración nos cuenta historia de superación

Clara, su historia de superación

“Siempre he soñado con este día. Mi gran día. Cuando me casara con el amor de mi vida. Lo tenía todo planeado: quién sería mi dama de honor, con qué canción caminaría hasta el altar, dónde haría el convite, qué flores decorarían la sala, a quién invitaría y, sobre todo, cómo sería mi vestido de novia. Lo imaginaba blanco con encaje, de corte palabra de honor y con los brazos al descubierto.

Cuando Juan, mi pareja, me pidió matrimonio, estaba loca de felicidad. Por fin iba a poder organizar la boda que siempre había querido. Pero cuando llegó el momento de mirar vestidos, la cosa empeoró. Hace años que sufro psoriasis y que esta enfermedad me pone a prueba cuando queda al descubierto y a la vista de todos. Pero con el amor de mi marido, a quien no parece importarle el aspecto de mi piel, conseguí aceptarla. Hasta que me di cuenta de que, por culpa de la psoriasis, no podría tener el vestido de novia de mis sueños. No dejaba de preguntarme: ¿Cómo voy a ponerme un vestido tan precioso y que todo el mundo vea lo mal que tengo la piel en un día tan especial? ¿Seré la peor novia de la historia? ¿Qué dirán los invitados cuando camine hasta el altar? No dejaba de darle vueltas, y lo peor de todo es que me avergonzaba tanto que no me sentía capaz de hablar de este tema con mis amigos ni con mi familia. Entonces me armé de valor y decidí que la psoriasis no iba a estropear el día más bonito de mi vida. Visité a un médico que me recomendó un tratamiento integral y me hizo tomar conciencia de la importancia de seguirlo de forma adecuada, paso a paso. Gracias a ello, mi piel ha mejorado y yo me siento mucho mejor física y anímicamente. Hoy llevo un vestido blanco con larga cola y un escote palabra de honor en el que me siento muy guapa. Es mi gran día porque hoy me caso con Juan. Todo va a salir perfecto. ¿Cómo me siento? Estoy muy feliz. Y me veo muy guapa”.

Clara, 29 años.

Tú también puedes mejorar tu psoriasis acudiendo a tu médico y recibiendo el tratamiento integral adecuado. Conoce más aquí.

Además, es importante entender las afectaciones psicológicas de la psoriasis.

Conoce más historias de superación