Cuatro tratamientos hacia un mismo destino

La preocupación constante por nuestra piel con psoriasis puede ser contraproducente.

Qué son y cómo funcionan

Existen muchas opciones de tratamiento diferentes para ayudarte a controlar y aliviar los síntomas de la psoriasis. Puedes hablar de tus opciones con tu médico para encontrar conjuntamente el mejor tratamiento para ti. Los tratamientos van desde cremas y geles hasta pastillas y medicamentos inyectables, e incluso puede aplicarse fototerapia. El tratamiento prescrito dependerá de numerosos factores, como la gravedad física de la enfermedad y del que mejor se adapte a tu estilo de vida y tus necesidades personales. La siguiente información sobre las opciones de tratamiento te ayudará a encontrar el más eficaz para ti.

Tratamiento tópico

Incluye los productos que se aplican a la piel, como cremas, geles y pomadas.

Tratamientos tópicos

Tienes muchas opciones de tratamientos tópicos a tu disposición. Normalmente, tu médico te recetará un tratamiento tópico —habitualmente una crema, un gel, una espuma o una pomada aplicados directamente sobre la piel— como primera opción. Estos tratamientos también se conocen como de primera línea y sirven para controlar los casos de psoriasis leve o moderada. También es posible que quieras hablar con tu médico sobre si la medicación te exige demasiado tiempo o te resulta muy grasienta, ya que probablemente habrá otra opción que puedes probar y que prefieras.

Tratamientos tópicos disponibles sin receta en la farmacia
  • Hidratantes o emolientes: las cremas y lociones hidratantes suavizan y rehidratan la piel y actúan como barrera protectora, por lo que procuran a la piel una sensación de bienestar y reducen el picor y la descamación.

Fototerapia

Luminoterapia, ya sea con luz ultravioleta o con la luz del sol. Se usa para tratar la psoriasis moderada o grave resistente a los tratamientos tópicos.

Tratamientos disponibles con receta

Otros tratamientos prescritos para la psoriasis incluyen:
  • Ditranol: un tratamiento tópico disponible como crema, gel, pomada o pasta que puede reducir el crecimiento de las células cutáneas y el grosor de las placas de psoriasis.
  • Retinoides tópicos: son derivados de la vitamina A y pueden reducir el grosor de las placas de psoriasis gracias a que hacen que el crecimiento de las células cutáneas sea más lento.
  • Esteroides tópicos: los esteroides tópicos se presentan normalmente en forma de crema, gel o pomada y se clasifican según si son suaves, moderados, potentes o muy potentes. Se usan para reducir la inflamación, la irritación, el enrojecimiento y el picor asociados a la psoriasis. El médico es el responsable de pautar el tipo de corticoide según tus necesidades.
  • Vitamina D3: las formas tópicas de análogo de la vitamina D sintético producido químicamente ayudan a que el crecimiento de las células cutáneas sea más lento y a eliminar las escamas.
  • Productos combinados de dosis fija: combinan un esteroide tópico y una forma tópica de análogo de la vitamina D en un único tratamiento, que reduce el desarrollo de células cutáneas y elimina la inflamación.

Tratamientos sistémicos clásicos

Medicamentos administrados por vía oral o mediante inyecciones. Los tratamientos sistémicos se llaman así porque afectan a todo el cuerpo en general y no solo a una zona local de la piel. 

Los tratamientos sistémicos afectan a todo el cuerpo, por lo que normalmente te los recetará tu médico en casos de psoriasis moderada o grave. A menudo se administran en forma de pastillas o inyecciones. Los siguientes son algunos de los tratamientos sistémicos habituales:

  • Biológicos: un tipo de medicación dirigida a partes concretas del sistema inmunológico que juegan un papel importante en el desarrollo de la psoriasis.
  • Inmunosupresores: suprimen o reducen la respuesta inmunitaria del cuerpo.
  • Fármacos citotóxicos: se unen a una enzima implicada en el crecimiento rápido de las células y la inhiben. También reducen la tasa de crecimiento de las células cutáneas.
  • Retinoides orales: son formas sintéticas (producidas químicamente) de vitamina A que restablecen un patrón más normal de crecimiento celular. Pueden ayudar a reducir la descamación y el grosor de las placas de psoriasis, así como la inflamación.

Tratamientos sistémicos biológicos

Los tratamientos biológicos son un tipo especial de tratamiento sistémico, normalmente administrado mediante inyecciones, dirigido a una parte concreta del sistema inmunológico.

MAT-26648

Todos los artículos