Opciones terapéuticas


Opciones terapéuticas

Existen varios tratamientos para combatir la psoriasis: tópicos, sistémicos (clásicos y biológicos) y la fototerapia. Cada persona responde de forma diferente a los tratamientos, por eso lo mejor es consultarlo siempre con tu médico, que te ayudará a identificar el que sea más adecuado para ti. Y recuerda: no siempre funciona a la primera, de manera que no te rindas y busca el tratamiento que más te ayude tras consultarlo con tu médico.

Tratamientos tópicos

La medicación por vía tópica es la que se aplica directamente sobre la piel para tratar las placas psoriásicas. El tratamiento normalmente consiste en cremas, geles, espumas, pomadas, lociones o champús, que se aplican según el tipo de lesión y localización.

Los tratamientos tópicos suelen ser la primera opción escogida por los médicos, sobre todo en casos leve-moderados, y se recomiendan normalmente en primera línea antes de pasar a otros tratamientos.

Fototerapia

La fototerapia consiste en aplicar luz a la piel, ultravioleta o luz solar, bajo supervisión médica. La terapia mediante luz se utiliza para tratar la psoriasis de moderada a grave, y normalmente se usa para el tratamiento de la psoriasis extensa resistente al tratamiento tópico.

Tanto en los tratamientos de fototerapia con exposición a la luz solar como en aquellos que utilizan luz ultravioleta artificial, la radiación puede ocasionar enrojecimiento, picor y escozor. Por eso, debes estar atento y vigilar que además de la luz de la terapia, actúe sobre tu piel la menor radiación posible.

Tratamientos sistémicos clásicos

Son aquellos que no se aplican en la piel, sino que se aplican por otras vías, como la vía oral o inyectable. Este tipo de tratamientos normalmente se utilizan para psoriasis de moderada a grave y en la artritis psoriásica.

Los tratamientos sistémicos son ideales para ralentizar el avance de la psoriasis, ya que surten efecto en todo el organismo.

Tratamientos sistémicos biológicos

tratamientos biologicos psoriasisSe trata de un tipo especial de tratamientos sistémicos, basados en anticuerpos que actúan sobre determinadas partes del sistema inmunológico. Se administran mediante inyecciones subcutáneas o intravenosas, y se utilizan principalmente para psoriasis o artritis psoriásicas de moderadas a graves, que no se pueden tratar de manera eficaz con fototerapia u otras terapias sistémicas.

Tratamientos biológicos para la psoriasis


VOLVER

MAT-18033

Todos los artículos