Aprovecha al máximo tu cita

Saca el máximo partido a tu cita médica sobre psoriasis preguntando al médico todas tus dudas.

¿Tienes visita con el médico? Aprovéchala al máximo para el tratamiento de tu psoriasis

Por qué una buena relación te ayuda a asumir el control

Asumir el control de tu psoriasis no significa hacerlo solo. Además de amigos, familiares, compañeros y grupos de apoyo, establecer una buena relación con tu médico puede suponer un gran impulso y ayudarte a gestionar la enfermedad de manera efectiva.

Un diálogo abierto y honesto
Construir una buena relación es importante porque permite hablar de forma abierta y honesta. Cuanto más cómodo te sientas al hablar con tu médico, más fácil te resultará explicarle lo que te está sucediendo realmente y cómo te sientes en realidad. De esta forma, el médico podrá tener una visión completa y ofrecerte el asesoramiento y tratamiento adecuados.

Es algo que no siempre es fácil. Todos somos diferentes, por lo que hay muchas razones por las cuales la relación puede que no sea la ideal.

Siempre debes tener presente que, si algo te importa, también le importará a tu médico.

Tener una buena relación con tu médico puede ser una de las mejores maneras de gestionar con éxito la enfermedad. Para lograr mantener conversaciones abiertas y honestas con tu médico y aprovechar al máximo la visita, las respuestas a estas situaciones te podrán ayudar.

Toma notas en tu cita médica sobre psoriasis

1. ¿No te atreves a decirle a tu médico que no has entendido algo?
Las visitas médicas a menudo duran poco, tienes que asimilar muchas cosas y es muy fácil irse sin haber entendido todo lo que se ha dicho. No dudes en pedirle a tu médico que te explique las cosas de nuevo, o que te las anote. Están acostumbrados a repetir las explicaciones. Si no tienes tiempo o te sientes incómodo, puedes pedir visita con una enfermera, que podrá explicarte lo que necesites en otro momento.

2. ¿No explicarle todo al médico porque crees que está demasiado ocupado?
Los profesionales de la salud pueden estar ocupados, pero todos intentan poner a los pacientes en primer lugar. Si tienes que explicarle muchas cosas, pregúntale a la secretaria si la visita puede ser más larga. Además, puedes anotar cualquier pregunta que tengas antes de la visita, así no se te olvidará hablar sobre cualquier preocupación que tengas.

3. ¿Prefieres hablar con un médico hombre o mujer porque tienes psoriasis en una zona íntima y te sientes más cómodo?
La mayoría de las consultas médicas tienen médicos hombres y mujeres, de modo que puedes pedir que te visite uno u otro. Solo tienes que comunicar a la secretaria tu preferencia cuando llames por teléfono o vayas para pedir visita.

4. ¿Estás preocupado por la información que has encontrado en Internet?
Si tienes preguntas sobre la información que has encontrado en Internet, imprime la página y llévala a la visita para hablarlo con tu médico. También vale la pena preguntarle si los sitios web que visitas son una fuente fiable.

5. ¿Te pones nervioso y te angustias porque tu visita se retrasa?
Las consultas médicas funcionan de diferentes maneras. Algunas ofrecen visitas sin cita previa para asuntos urgentes y tienen un sistema de visitas con cita para pacientes a más largo plazo. En principio, las visitas concertadas con antelación tienen más probabilidades de que sean a la hora acordada, pero algunas pueden sobrepasar el tiempo previsto. Intenta conceder cierto margen de tiempo más allá de tu hora concertada para no ponerte nervioso ni angustiarte si tienes que esperar.

6. ¿Estás preocupado porque te han cambiado el médico?
Todos los médicos dedican tiempo a revisar el historial de los nuevos pacientes para conocer sus antecedentes médicos, de modo que tu nuevo médico sabrá más sobre ti de lo que crees y lo utilizará para tranquilizar a los pacientes.

7. ¿Te distrae que el médico teclee durante la visita?
Aunque pueda distraerte, el hecho de que escriba simplemente demuestra que tu médico está documentando lo que estás diciendo para que quede en el historial. Por lo tanto, aunque no lo parezca, estará escuchando y escribiendo.

8. ¿Te preguntas si puedes tomar notas?
No hay ningún problema en que anotes lo que te dice el médico y es muy posible que te anime a hacerlo, ya que al hablar sobre las nuevas opciones de tratamiento es posible que debas tener en cuenta muchas cosas. Otra buena opción es acudir a la visita con un compañero o amigo cercano. Pueden ayudarte a recordar los hechos y brindarte apoyo emocional y, después de la visita, podrás analizar tu enfermedad y tratamiento con alguien que realmente entienda por lo que estás pasando.

Ser consciente de estas preocupaciones habituales puede ayudarte a aprovechar al máximo la visita al médico. Si dedicas un poco de tiempo a evaluar la forma de abordar estos problemas tendrás más posibilidades de que la consulta sea más efectiva y, lo que es más importante, de obtener el mejor tratamiento para tu psoriasis.


VOLVER

MAT-18033

Todos los artículos